Top
El spot ideal para el teletrabajo – Viste tu Casa
fade
3935
post-template-default,single,single-post,postid-3935,single-format-gallery,eltd-core-1.2.1,flow-ver-1.6.3,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-standard,eltd-fixed-on-scroll,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

El spot ideal para el teletrabajo

El spot ideal para el teletrabajo

El estudio de arquitectura y diseño creativo con sede en Budapest Hello Wood desarrolló una solución para quienes trabajan desde sus casas, pero tienen la necesidad de un espacio externo de orden y tranquilidad exclusivo para el teletrabajo: se trata de unas cabinas-oficina de madera para instalar en el jardín, que además podrían ser ocupados como pieza de invitados.

Las llamadas workstations de Hello Wood funcionan literalmente como una extensión de las viviendas, pues están creadas con el fin de ser un lugar privado anexo que, además de ser el sueño de muchos en tiempos de pandemia, también puede funcionar como sala de juegos para los niños, incluso como el refugio perfecto para relajarse o dedicarse a alguna tarea creativa.

El origen de estas unidades de ocho metros cuadrados, surgió luego de que el equipo de Hello Wood buscaba la idea de diseñar una casa compacta, de pequeñas dimensiones pero tremendamente práctica. Por lo mismo, en su fabricación se cuidó cada detalle y centímetro con el objetivo de crear un espacio multifuncional, cómodo y acogedor.

La estética exterior es un cubo deformado que rompe con su forma convencional convirtiéndose en una instalación artística que se funde con el paisaje. Cada unidad se genera con métodos de fabricación digital que permiten que el modelo se envíe instantáneamente a una máquina CNC. Si bien es así fácilmente replicable, la cabina de quince lados mantiene una complejidad geométrica y expresa un perfil único desde todos los ángulos. En su interior, la madera natural de pino natural es protagonista, mientras que los grandes ventanales acercan el espacio con el exterior, estableciendo una conexión con la naturaleza del jardín.

Las cabinas son fáciles de instalar, están perfectamente acondicionadas y se adaptan a cualquier estación del año con un sistema de calefacción para los meses de invierno y aire acondicionado enfrentar el calor del verano. También con enchufes eléctricos y acceso a internet para mantener toda la tecnología en funcionamiento, mientras esta se ocupe dentro. Además, cuentan con un bajo consumo de energía ya que cuida el impacto ambiental y utiliza materiales ecológicos y renovables.